Archivo de la categoría: Rincón de Sociología

El sistema no funciona

Estándar

La situación actual de nuestro país cada vez es más crítica y no hace más que empeorar debido a que únicamente nos fijamos en un hecho puntual, en este caso, en la crisis económica, y no nos planteamos que  lo que falla realmente es el sistema en su conjunto.

¿Por qué de un tiempo a esta parte el hecho de tener una titulación universitaria no garantiza tener un trabajo? Porque seguimos pensando que una educación equivale a tener un mejor empleo, y por tanto, un mayor bienestar, es decir, no somos conscientes de que lo que falla es el sistema, pensamos que la mejor salida, ante la ausencia de puestos de trabajo, es la formación académica. Por eso, ha habido en la actualidad un “boom” de personas que han retomado sus estudios o que han decidido, tras haber cursado una carrera, volver de nuevo a la universidad.

La formación universitaria no está produciendo capital humano, tan solo produce gente joven bien preparada y formada para ingresar directamente, tras acabar su titulación o incluso titulaciones, en el paro. En definitiva, nadie cuestiona nuestro sistema, por eso seguimos creyendo que si nos formamos vamos a poder sobrevivir.

El hecho de que nadie se plantee, o no quiera plantearse (por los políticos que están actualmente dirigiendo nuestro país) que el fallo está en el sistema, seguiremos viendo cómo el gobierno sigue recortando en aquellos sectores que son imprescindibles en la sociedad: sanidad y educación, (en lugar de aplicar esos recortes en otros, como en sus propios sueldos, por ejemplo) hasta lograr privatizarlo todo, que bajo mi punto de vista es lo que pretenden, retrocediendo en el tiempo y cargándose todo lo que generaciones anteriores consiguieron con tanto esfuerzo. En lugar de avanzar, volveremos a una sociedad dividida en ricos y pobres, donde sólo aquél que tenga dinero podrá costearse la sanidad y los estudios.

Es cierto que cambiar el sistema es demasiado complicado, pero ¿por qué no intentarlo, en lugar de seguir aprobando medidas que sólo generan injusticia?

Anuncios

El Currículum Oculto

Estándar

Muchas veces hemos oído hablar del currículum oculto, pero ¿qué es exactamente?

El currículum oculto es aquel que se transmite de manera implícita. No aparece escrito pero tiene una gran influencia tanto en el aula como en la propia institución educativa.

El currículum oculto, también denominado implícito, latente o no intencional, aparece cuando el currículum realizado no corresponde al currículum oficial y explícito. Además, al no estar escrito permite que se pueda aprender más por las relaciones sociales que se establecen y por las actitudes que se manifiestan que por lo que se dice o se declara en la transmisión de determinados contenidos, es decir, se aprende más por lo que se hace que por lo que se dice.

 Según Torres Santomé, el currículum oculto son “todos aquellos conocimientos, destrezas, actitudes y valores que se adquieren mediante la participación en procesos de enseñanza y aprendizaje y, en general, en todas las interacciones que se suceden día a día en las aulas y que nunca llegan a explicitarse como metas educativas a lograr de manera intencional”. Se refiere, por lo tanto, a todos aquellos aspectos de la vida cotidiana de las escuelas que no están previstos en el currículum explícito, pero que están presentes en cualquier tipo de intervención educativa.

Podemos distinguir varias características que aparecen inmersas en el currículum oculto:

  • Es omnipresente porque actúa en todos los momentos.
  • Es omnímodo porque reviste múltiples formas de influencia.
  • Es reiterativo, como lo son las actividades que se repiten de manera casi mecánica en una práctica institucional que tiene carácter rutinario.
  • Es inevaluable, lo cual provoca que no se valoren en múltiples ocasiones las repercusiones que acarrea.

Estas características proporcionan al currículum oculto una gran eficacia, ya que hacen que no seamos conscientes de su influencia, pero esto no quiere decir que todos los componentes del aprendizaje que se derivan de él sean negativos.

Si partimos de la idea de que el currículum oculto prácticamente envuelve todo lo que pasa en el ámbito académico, tendremos que reflexionar sobre lo que se reproduce en forma visible e invisible, a fin de descubrir lo que se está proyectando, tomar conciencia, para que podamos reconocer y regular valores, pensamientos, ideas, etc.

El  currículum oculto constituye una forma de capital educativo, su eficacia a veces depende de la capacidad y orientación que poseen los centros educativos. Como medio de control social el currículum oculto promueve la aceptación de un destino social.

Por lo tanto, es importante que estimulemos a nuestros alumnos la capacidad de reflexión crítica  con el fin de que se conviertan en ciudadanos capaces de entender e interpretar la vida actual e intervenir en ella de forma reflexiva y creadora.

CÓMO ANALIZAR EL CURRÍCULUM OCULTO A PARTIR DE UN RECURSO DIDÁCTICO

En relación con lo que vengo tratando en esta entrada, se nos propuso realizar una práctica en la que partiendo de un recurso didáctico de Educación Infantil, teníamos que ver qué era lo que estaba oculto o implícito, así como proponer un currículum alternativo para conseguir que aquello que está oculto tenga otra percepción.

El recurso elegido fue un cuento de educación vial “Mi calle” de la Dirección General de Tráfico. La imagen a analizar es la siguiente:

¿Qué está oculto en la imagen y en el texto?

  • Lo individual frente a lo colectivo: en la imagen sólo aparecen vehículos particulares.
  • Contaminación: explícita de los medios de trasporte, ya que en todos ellos podemos observar el humo que sale por el tubo de escape.
  • Personas discapacitadas: un invidente y una persona en silla de ruedas.
  • Cuidado del medio ambiente: aparecen dos trabajadores cuidando una zona ajardinada.
  • Nuevas tecnologías: una persona que transita la calle mientras habla por su teléfono móvil.
  • Mayor presencia del género femenino.
  • Comunicación directa e indirecta: en el primer caso se muestra un grupo de niños, en el segundo caso mediante el hombre que habla con su teléfono móvil.
  • Compañerismo y amistad: un grupo de niños jugando en el parque, y una niña acompañada por un perro.
  • Fomento de la ayuda: podemos ver en la imagen como se ayuda a una persona en silla de ruedas.
  • Cambia el rol de las familias: es el padre quien con su hija y acompañados por su perro, van juntos a buscar a mamá al trabajo.
  • Ocio y actividad al aire libre: el grupo de niños que aparece jugando en el parque.

Cómo trabajar lo oculto: propuesta de un currículum alternativo.

  1. Para trabajar lo individual frente a lo colectivo, la contaminación de los vehículos y los medios de transporte proponemos que los alumnos coloreen y recorten el autobús, identificándolo como medio de transporte colectivo, y una bicicleta, identificándola como un medio de transporte que no contamina. Después pegarán ambos en la imagen original.
  2. Para trabajar y fomentar el deporte proponemos que los alumnos se dibujen en la imagen practicando su deporte favorito.
  3. Pediremos a los alumnos que describan brevemente lo que ven en el barrio que aparece en la imagen y les preguntaremos si podrían añadir algo más; en ese caso les diremos que lo dibujen en la imagen.

¿Realmente somos todos iguales?

Estándar

Comienzo esta entrada con la siguiente imagen…

 ¿Podemos decir pues que existen diferencias entre nosotros?

No obstante, siempre hemos oído el término de “estratificación social”, pero ¿qué significa?

Cuando hablamos de estratificación social nos referimos a las capas o estratos sociales que están constituidos por conjuntos de personas que comparten un sitio o lugar similar dentro de una jerarquización o escala social, con similares creencias, valores, actitudes, estilos y actos de vida. Las personas que pertenecen a distintos estratos sociales se diferencian principalmente por su poder adquisitivo y su estatus en la sociedad.

_

La estratificación social ha estado presente en toda la vida, desde los tiempos más primitivos hasta la actualidad y existen modelos que demuestran la evolución de este fenómeno a través del tiempo. El primero son las castas, que son más comunes en la cultura hindú y que no permiten que las personas se muevan de un estrato social a otro, es decir que si se nace esclavo se muere esclavo. Luego, tenemos los estamentos, que dividía a la sociedad en 3 estratos sociales bien marcados: la nobleza, el clero y los burgueses (comerciantes y artesanos). Finalmente, el modelo actual de estratificación, las clases sociales, que son una gama de posiciones donde puede ubicarse cada miembro de la sociedad.

Por otro lado, si hablamos de estratos en el ámbito geológico, son capas que tienen propiedades diferentes, que si están sometidas a factores ambientales o de otro tipo, actúan sobre los estratos moviéndolos y cambiándolos de lugar. Lo mismo ocurre en el campo de la sociología, es lo que se denomina movilidad social. Este término se refiere simplemente a los desplazamientos de individuos y grupos desde unas posiciones sociales a otras, pudiendo diferenciar entre:

  • La movilidad ascendente: consiste en la capacidad de prosperar para determinados grupos sociales.
  • La movilidad descendente: la probabilidad de descender desde un nivel superior a otro inferior (viudedad, juventud, desempleo, jubilación, etc.)

Pero… ¿realmente existen las clases sociales?

Creía que el principal, y casi único, factor que hace que existan las clases sociales y por tanto, la desigualdad social, era el poder adquisitivo.

Sin embargo, existen clases sociales en función de:

  1. Los medios de producción.
  2. La división social del trabajo.
  3. El poder adquisitivo.
  4. El nivel de empleo u ocupación.
  5. El nivel de poder.
  6. El status.

Relacionado con todo lo que vengo comentando, os quiero presentar cómo entienden la estructura social Marx, Durkheim y Weber.

Marx plantea el análisis de la clase social desde una perspectiva relacional: en cada sociedad existen dos clases fundamentales que surgen, una frente a la otra, de su posición en el modo de producción, como propietarios del capital o vendedores de la fuerza de trabajo. La dinámica que genera ese enfrentamiento, la lucha de clases, según Marx, lo que constituye el motor de la sociedad y, por tanto, de la Historia o cambio social continuo.

Durkheim piensa que, en las sociedades complejas y con una división del trabajo cada vez mayor, el orden social no puede ser el resultado de acuerdos basados en el interés individual, sino que tiene que estar basado en la solidaridad orgánica. En estas sociedades, surgidas de la interdependencia de los lazos económicos derivados de la diferenciación y especialización, el orden social se mantiene por una nueva red de asociaciones ocupacionales que liguen los individuos al Estado y produzcan en su interior restricciones morales que frenen el egoísmo.

Según Weber, la estratificación social presenta tres situaciones principales: la clase, el grupo de status y el partido.

  • La clase está relacionada con el volumen de atributos económicos, los intereses lucrativos y la posesión de bienes, siendo por tanto una situación objetiva y en las condiciones determinadas por el mercado.
  • El grupo de status (originalmente llamado situación estamental) está relacionado con la estimación social específica, el prestigio social atribuido, siendo una situación subjetiva que encuentra su expresión normal en un modo de vida.
  • Y los partidos se mueven dentro de la esfera del poder, y cuya acción está encaminada al poder social.

Las situaciones de clase, status y partido son dinámicas principales a la hora de explicar la desigualdad, diseñadas como tipos ideales por Weber. Pero, por su propio carácter, son susceptibles de transformarse en otras tantas dinámicas y situaciones específicas que se den en la realidad. De hecho, el propio Weber habla de la dinámica étnica.

Weber aporta además un análisis igualmente significativo de las relaciones sociales de dominación, construyendo lo que podríamos llamar una teoría de la acción dominante (autoridad) y dominada (obediencia) que se conjuga con su teoría de la estratificación.

_

REFLEXIÓN

Se supone que todos somos iguales, pero son muchos factores, sobre todo creo que los económicos y el de status social, los que marcan o hacen patentes las diferencias entre nosotros. ¿Pero esto podría no ser así? Es decir, ¿en algún momento desaparecerán las clases sociales y podremos decir que verdaderamente sí que somos todos iguales? Espero equivocarme, pero lo veo realmente difícil. A lo largo de la Historia siempre han existido clases sociales, siendo el poder adquisitivo lo que las diferenciaba. La sociedad siempre se rige por lo económico, quien tiene dinero tiene el poder en detrimento de aquellas personas que por diversas circunstancias no han tenido la misma suerte.

Llevando esto a la educación, creo que la escuela refleja y perpetúa esa división, ya que como he señalado en otras entradas, la escuela reproduce el modelo social. Decimos que la escuela es igual para todos, donde no existen diferencias ni discriminación, pero… ¿realmente esto es así?

____________________________________________________________________________________________

FUENTES CONSULTADAS:

Teoría de la resistencia

Estándar

Como ya os avancé en la entrada anterior: ¿Cuál es la función de la escuela?, ahora os quiero explicar en qué consiste la Teoría de la resistencia.

Como respuesta a las teorías de la reproducción que sobrevaloran la dominación de las estructuras sociales sobre la acción humana, surgen las teorías de la resistencia y de la producción cultural.

El modelo de la reproducción, al asumir una concepción unidireccional de la ideología como falsa conciencia, es decir, conjunto de ideas procedentes de la clase dominante que es impuesta como forma de ver el mundo a los dominados, ignora las contradicciones y formas de resistencia, tanto individual como grupal, que todo poder o dominación generan.

Si la reproducción de la sociedad mediante la cultura escolar se lleva a cabo en un proceso de dominación unidireccional, es necesario conocer cómo se lleva a cabo el proceso de transmisión cultural para, a partir de las resistencias reconocibles y de las alternativas posibles, poder modificarlo.

Los autores que asumen esta teoría son: Paul Willis, Henry Giroux, Michael Apple y Jean Anyon.

Paul Willis: Escuela y producción.

Sostiene que las escuelas son centros de producción cultural, donde se oponen varias culturas que interaccionan entre sí: la cultura oficial o dominante y las culturas de los alumnos pertenecientes a las clases trabajadoras, a grupos étnicos minoritarios o al género femenino, que aparecen como culturas dominadas. El problema es que no se puede aportar elementos de oposición, es decir, de alternativa y de cambio ante lo que se presente como dominado.

_

Henry Giroux: pedagogía crítica. 

Se basa en dos teóricos: Antonio Gramsci y Paulo Freire. Del primero toma el concepto de hegemonía, que le sirve para explicar cómo se ejerce la dominación desde el control social que supone la ideología. Además, lo que Gramsci dice que las clases subordinadas tienen de cultura propia, el sentido común, es considerado por Giroux el principal mecanismo posible de resistencia. Y basándose en el concepto de concienciación de Freire, propone lo que llama una pedagogía crítica, a través de la cual crear prácticas alternativas dentro de las nuevas esferas públicas alternativas que considera deben ser las escuelas.

Su punto de partida es la idea de que las escuelas no son neutrales, sino que son, a la vez que instancias productoras de prácticas reproductoras del statu quo, espacios donde los diferentes agentes pueden producir conocimientos y prácticas alternativas. Critica, de esta forma, las teorías de la correspondencia y de la reproducción cultural.

_

Michael Apple: maestros, ideologías y libros de texto.

Dentro de las teorías de la resistencia, también encontramos los estudios sobre el currículum de Michael Apple.

El estudio del currículo, es decir, de lo que se considera conocimiento escolar apropiado y de los principios utilizados para su selección y valoración, permite, en su opinión, examinar la reproducción cultural y económica de las relaciones de clase de las sociedades desiguales, es decir, de la creación y recreación de la hegemonía. Los contenidos curriculares y los modos que tienen de organizarse y manifestarse en las aulas actúan como conformadores ideológicos que crean formas de conciencia que posibilitan la regulación social mediante el consenso.

Por otro lado, Apple considera los libros de texto como mercancías culturales, ya que incorporan tanto la lógica mercantil del beneficio económico como la definición e imposición de formas culturales determinadas.

_

Jean Anyon: el currículum oculto.

Anyon analiza el contenido de los libros de texto escolares como manifestación del currículum explícito, llegando a establecer que las omisiones, distorsiones y falsas representaciones en los textos reflejan la estructura social.

Señala que los libros de historia sirven para magnificar y legitimar la presencia y hegemonía de determinados grupos sociales (aristocracia, militares, comerciales, varones, etc.) a expensas de otros (trabajadores, afroamericanos, mujeres, etc.), ya que dan una versión de la historia que naturaliza y apoya a los grupos victoriosos y dominantes.

Además, Anyon estudia el currículum oculto llegando a las siguientes conclusiones:

  • En las escuelas de clase trabajadora, la vida en su interior viene marcada por la resistencia que los alumnos oponen a las exigencias escolares.
  • En la de clase media, lo está por la ansiedad ante las oportunidades escolares y sociales de promoción.
  • En la escuela para familias acomodadas, la vida en su interior la marca el narcisismo.
  • Y en la escuela para la élite, es la idea de excelencia la que marca la pauta.

Las formas como esos currículos favorecen una relación determinada con el mundo del trabajo se explicitan en métodos y técnicas diferenciadas.

Así, en las escuelas de clase trabajadora observó que las tareas que tenían lugar en su interior preparaban para un trabajo mecánico y rutinario, mediante el aprendizaje memorístico. En  la escuela de clase media, el hecho de encontrar una mayor precisión conceptual y un menor énfasis en las habilidades, junto a un aumento de contenidos, le llevó a pensar a Anyon que así es como les preparan para trabajos de tipo administrativo.

En la escuela para hijos de profesionales, el currículum oculto, la continua realización de trabajos creativos y exposiciones individuales de sus propios descubrimientos, era para Anyon la prueba de cómo transmitía el capital cultural adecuado para un trabajo más liberal. Por último, en la escuela para hijos de dirigentes y grandes empresarios, lo que se transmitía era una visión clásica y academicista, donde a través de la búsqueda del razonamiento y la resolución de problemas, preparaban para las funciones de alta dirección a que sus alumnos estaban destinados.

Jean Anyon señala que la escuela no puede ser vista de forma mecánica y sin problemas como un lugar de reproducción social y cultural. La escuela es un lugar de lucha y, a través de la intervención sobre el currículum, la pedagogía y las prácticas educativas, es posible algún tipo de cambio.

_

REFLEXIÓN

Una vez vista la teoría de la resistencia, me pregunto ¿realmente podemos resistirnos al discurso oficial? ¿Cómo?

No sé si podemos resistirnos y cambiar la concepción de la escuela, es decir, convertirla en un lugar donde no sean visibles las diferencias de ningún tipo y donde se pretenda que los niños puedan desarrollarse de una forma feliz y eficaz, al margen de la ideología dominante.

Creo que es complicado poder cambiar, porque nos viene “impuesto” de alguna manera, qué tenemos que enseñar, cómo enseñarlo y cuándo. Se nos pide adaptarnos a los nuevos tiempos, ser innovadores, ¿pero realmente podemos serlo? Si luego no podemos “salirnos” del libro de texto y de lo que en él se trabaja. Podemos hacer pequeñísimos cambios dentro de nuestra aula y con nuestro grupo de alumnos, incluso podemos “resistirnos” al discurso oficial trabajando lo que está oculto, es decir, creando un currículo alternativo. Pero no serán muy significativos puesto que tenemos que seguir la línea pedagógica del centro, que por desgracia reproduce la ideología dominante. En definitiva, por mucho que queramos cambiar, estamos sujetos a una estructura externa.

___________________________________________________________________________________________

FUENTES CONSULTADAS:

¿Cuál es la función de la escuela?

Estándar

En esta entrada me pregunto qué función tiene la escuela. Para responderla voy a basarme en tres teorías:

  1. La teoría de la correspondencia de Bowles y Gintis, que afirma que el sistema educativo sirve, mediante la correspondencia de sus relaciones sociales con la vida económica, para reproducir la desigualdad económica  y para distorsionar el desarrollo personal. En otras palabras, según esta teoría las escuelas son reproductoras formales; en ellas se enseñan los mismos modos de trabajar que en el sistema productivo, de hecho, los alumnos están dispuestos mirando al profesor, al igual que en una fábrica.
  2. Teoría de la reproducción cultural (Baudelot y Establet), sostienen que el mundo de la clase dominante se impone a los demás en función de sus intereses. Por ejemplo, existe una cultura burguesa que se transmite y se reproduce sin problemas, sin tener en cuenta el resto de las clases sociales.
  3. Teoría de la reproducción social, que considera a la escuela como el aparato ideológico del estado. Tiene una función dominante, ya que posee una audiencia obligatoria y gratuita. La escuela es reproductora de los modelos sociales vigentes, está unida a las estructuras del poder, porque no puede modificar ni los objetivos ni los contenidos del programa que da el Ministerio de Educación.

En relación con esto, quisiera plantearos algunos interrogantes: ¿Creéis que las escuelas son reproductoras ideológicas? ¿Deben reproducir el modelo social dominante o transformarlo? Pero, ¿realmente se podría transformar?

Creo que aún la escuela es reproductora de la ideología dominante, del modelo social “aceptado” por todos, y en ellas aún podemos observar (por desgracia) las diferencias sociales, de modo que reproduce la injusticia del sistema social.

Como consecuencia de estas teorías de la reproducción social y cultural, surgió más adelante la teoría de la resistencia que os explicaré en otra entrada.

Cambiando los paradigmas de la educación

Vídeo

De nuevo vuelvo a mostraros otro vídeo de Sir Ken Robinson que no os podéis perder. En él explica de una forma increíble los modelos sobre los cuales se ha creado el sistema educativo actual y por qué hay que cambiarlo. Además, en esta original presentación Ken Robinson incide en la idea de que estamos haciendo aprender a los niños con un sistema educativo creado para dar servicio a las necesidades de la Revolución Industrial. Y sin embargo, en la actualidad, las demandas de la sociedad son diferentes, y la colaboración y la interacción son clave. Por lo tanto, será fundamental que implantemos un modelo que permita a los niños aprender a hacer, aprender a ser creativos, aprender a colaborar, etc.

_

_

Ideas que me gustaría señalar:

  • Nos explica que “todos los países del mundo está reformando su educación pública, tomando en cuenta dos razones: la economía y la cultura”. La primera razón tiene como objetivo preparar a las personas para que en un futuro puedan sustentarse económicamente. Y la segunda razón, tiene como objetivo desempeñar la educación tomando como base la cultura de la sociedad. Tomando estas dos razones Ken Robinson, demuestra que para llegar a reformar el futuro educativo, la sociedad se basa en los métodos del pasado, separando de estatus intelectual a los niños “académicos” y “no académicos”.
  • Ken Robinson insiste en que poseemos una educación basada en lo industrial, ya que las escuelas están aún organizadas como si fueran líneas de montaje de las fábricas: toque de timbres, instalaciones separadas, materias especializadas y separadas, etc. Sostiene que “aún educamos a los niños en grupos, los ingresamos al sistema por grupos de edad. ¿Por qué hacemos eso? ¿Por qué ese supuesto de que lo más importante que los niños tienen en común es la edad? Es como si lo más importante fuera la fecha de fabricación.”

  • También habla del TDAH, que lo denomina la “epidemia moderna”, que según él es ficticia. Nos cuenta que los niños se ven forzados a recibir medicamentos que les impiden gozar de su periodo de vida donde reciben más estimulación. Debido al “boom” de la tecnología y al surgimiento de nuevos aparatos, ellos se ven penalizados con el uso de medicamentos y la ampliación de métodos educativos que restringen el desarrollo divergente de los niños. Según Ken Robinson, “Estamos haciendo que los niños reciban la educación anestesiándolos, cuando debemos hacer los contrario, despertarlos y aprovechar el máximo de su rendimiento”.
  • Pero, ¿qué es el pensamiento divergente? De acuerdo con Sir Ken Robinson, el pensamiento divergente no es lo mismo que la creatividad, pero la ayuda, porque es una capacidad esencial para la creatividad. Es la habilidad de ver muchas posibles respuestas a una pregunta, de interpretarla de diferentes formas, de pensar, no sólo de forma lineal o convergente.
  • Ken Robinson afirma que debemos pensar diferente sobre la capacidad humana. Debemos superar esa vieja concepción sobre lo académico y lo no académico, abstracto, teórico, vocacional y ver lo que es: un mito. Y en segundo lugar, debemos reconocer que la mayoría del gran aprendizaje sucede en grupos, donde la colaboración es la fuente del crecimiento.
  • Además, señala que uno de los mayores problemas es la estandarización de las pruebas y de los planes de estudio, y que por lo tanto tenemos que ir en la dirección opuesta, es decir, un cambio del paradigma.
  • En definitiva, establece que debemos pensar diferente, que debemos superarnos del mito educativo que vivimos hoy en día, permitiendo una oportunidad a esos pensamientos divergentes y a la creatividad de la persona.

_

Conclusiones

No consigo entender por qué seguimos con un sistema educativo que fue diseñado y estructurado en una época diferente, donde las necesidades y las demandas eran distintas a las actuales. Y lo que es aún peor, por qué sigue dándose importancia tan solo a lo académico, a reconocer y elogiar en el sistema educativo a aquel alumno que aprueba unos exámenes cuyo fin es que memorice los contenidos y los “plante” sin ni siquiera encontrarles utilidad puesto que en uno años, o incluso antes, los habrá olvidado. Y a discriminar a aquel que no tiene éxito o que no destaca en las materias consideradas “importantes” como lengua y matemáticas.

Relacionado con lo anterior, parece que en la escuela no hay cabida para la creatividad ni para el pensamiento divergente, tan solo se presta atención a lo académico, a los libros de texto y a cargar de un sin fin de deberes a los niños lo que provoca que desde pequeños estén desmotivados hacia el aprendizaje y no tengan ilusión alguna, algo que me parece alarmante.

A pesar de que los niños viven en un mundo lleno de estímulos, donde las tecnologías están presentes en su día a día, son “penalizados” porque se distraen con todo esto. Por lo tanto, ¿en qué lugar queda la imaginación y la creatividad? Como ya mencioné antes, solo importa el conocimiento académico.

Tras esto, me pregunto ¿de qué sirve cambiar la legislación educativa, si sigue siendo lo mismo pero con otro nombre? y encima no hacen nada por cambiar el modelo antiguo, sigue primando lo académico sobre todo lo demás.

Se supone que debemos crear un modelo donde el alumno sea el protagonista y donde le permitamos desarrollar la creatividad y el pensamiento divergente, es decir, darles la oportunidad de cuestionar, de forma crítica, todo lo que aprenden, aceptar que nos den distintas respuestas a una pregunta, y lo que es más importante, que puedan pensar libremente, sin ningún tipo de influencia ideológica, política o de otra índole.

Tras esto, y para concluir, os plateo varios interrogantes: ¿realmente es posible cambiar el modelo actual? ¿quién o quiénes lo pueden cambiar? ¿y cuándo?

La teoría del Capital Humano

Estándar

En esta entrada quiero explicar algo nuevo que he aprendido: la teoría del Capital Humano

La teoría del Capital Humano surge en los Estados Unidos de la mano de Gary Stanley Becker con su obra El capital humano (1960).

En aquella época tuvo lugar una gran expansión económica, donde la planificación educativa giraba en torno a la demanda social, la necesidad de mano de obra y, naturalmente, de la tasa de beneficios. Esta teoría sostiene que la inversión más rentable que un sistema económico puede hacer para crecer es aquella que se realiza en la mejora de su capital humano. Es decir, la mejor inversión es la que se dedica a la formación de los recursos humanos, a la tecnología, a mejorar la organización del trabajo y de los métodos de gestión y, en definitiva, a la educación de las personas.

Se establece una analogía directa entre la inversión en capital físico (fábricas, carreteras, herramientas) y en capital humano (educación y cualificación para el trabajo), al entenderse el gasto en educación más como inversión que como consumo. Pero posicionándose de manera evidente en favor del capital humano, ya que este último, a diferencia de lo que ocurre con el capital físico, no está sometido al riesgo de su pérdida o expropiación.

Además, las ventajas del capital humano también se pueden apreciar en el terreno personal, constatándose como las personas que tienen mayor formación son las que obtienen mejores rentas.

Las actividades más importantes que constituyen ese capital humano son los equipos y servicios de salud, la formación en el puesto de trabajo, la educación formal, los programas de estudio para adultos y la movilidad ocupacional (Schultz, 1983). De modo que las inversiones que se lleven a cabo en esas actividades mejoran la productividad de los recursos humanos e incrementan las rentas de las personas o sociedades que realizan tales inversiones.

Dado que el capital humano es una inversión, ésta se evalúa por la diferencia entre gastos iniciales: el coste de los gastos de educación y los gastos correspondientes, el coste de productividad, es decir, el salario que recibiría si estuviera inmerso en la vida activa, y sus rentas futuras actualizadas. El individuo hace, así, una valoración entre trabajar y continuar una formación que le permita, en el futuro, percibir salarios más elevados que los actuales. Se toma en cuenta también el mantenimiento de su capital psíquico (salud, alimentación, etc.).

En esta teoría cobra especial importancia el trabajador capitalista, porque lo que consumen en educación se convierte en una inversión. Es decir, “los trabajadores no se han convertido en capitalistas por la difusión de la posesión de los stocks de las empresas, tal como habría señalado el saber popular, sino por la adquisición de un conocimiento y una habilidad que tiene valor económico“.

Pero… ¿Cuál es la diferencia entre consumo e inversión?

Si en el mercado adquirimos algo para un uso personal, es consumo. Sin embargo, si compramos una mercancía ya no es un producto de consumo puesto que no le voy a dar un uso personal, sino una inversión.

Existen dos formas de ir al mercado:

  1. Consumidores: mercancía que cambian por dinero para adquirir más mercancías.
  2. Inversores: aquellos que utilizan dinero para obtener mercancía y adquirir más dinero.

En educación no existe un consumo sino una inversión, es decir, invertimos un dinero en formarnos con el fin de obtener un trabajo que nos permita ganar dinero. Por lo tanto, toda inversión en educación, salud y accesibilidad se traduce en una mayor renta per cápita, pero ¿hasta qué punto esto es cierto?

_

Críticas a la teoría del Capital Humano

  • Desde el punto de vista del credencialismo, la educación no tendría ninguna relación con los procesos de producción e impacto social; sino que, por el contrario, la educación se convierte en el vehículo por el cual los grupos logran estatus, poder y diferenciación social. En tal contexto, y en presencia de asimetrías en los mercados laborales y la vida social, los individuos se comportan estratégicamente; pugnando y gestionando la acumulación de títulos, certificaciones, etc. a cualquier costo y esfuerzo. Por lo tanto, no se trata de que cada vez los puestos de trabajo requieran más cualificación, sino de que el número cada vez mayor de títulos produce una inflación de los mismos, que conduce a una espiral de requisitos a la hora de adjudicar esos puestos. 
  • En contrapartida a la teoría del Capital Humano, Thurow propone el modelo de competencia por los puestos de trabajo, que sostiene que en el mercado laboral no se ajustan las cualificaciones a los puestos de trabajo. El sistema educativo no tanto cualifica para el empleo como otorga unas credenciales que permiten a los individuos situarse en lo que Thurow llama colas de empleo; en esas colas de empleo los individuos, una vez consigan el primer empleo, irán recibiendo cualificaciones sobre la marcha, según las oportunidades de empleo existentes en la economía e incorporándose, de esa manera, a una escala de ingresos.
  • Siguiendo con el modelo de Thurow, el aumento de la educación produce efectos de tipo individual y, a la vez, defensivo. Ello supone que, si se produce un incremento en la oferta de mano de obra, los individuos deben aumentar necesariamente su educación, con objeto de defender su propia cuota de mercado y sus salarios. Según Thurow, la educación se convierte en un gasto defensivo necesario para proteger la propia cuota de mercado.
  • Otra de las teorías que cuestiona la del Capital Humano es la teoría de la correspondencia entre la escuela y la sociedad, de Bowles y Gintis, que se basa en la idea de que el sistema educativo sirve para reproducir la desigualdad económica y para distorsionar el desarrollo personal. Señalan que la tarea del sistema educativo en la sociedad es producir una fuerza de trabajo que se adapte y que acepte como legítimas las pautas de desigualdad requeridas por el sistema capitalista de producción. Una tarea que realiza tanto mediante el currículum explícito como, sobre todo, por el implícito u oculto. A través de éste, los alumnos adquieren las cualidades básicas buscadas por la producción capitalista: obediencia, puntualidad, disciplina y productividad.
  • Otras críticas importantes son la imposibilidad de comprobar que el aumento de la educación lleve a un aumento de la productividad, y que olvida que el incremento económico está condicionado por el contexto de cada país.

_

CONCLUSIONES

En parte estoy de acuerdo con la teoría del Capital Humano, ya que invertimos en educación para adquirir unos conocimientos que nos permitan poder optar a un puesto de trabajo y ganar dinero. Sin embargo, en la actualidad el poseer un título universitario ya no es suficiente para tener trabajo; el criterio para seleccionar a un trabajador es tener experiencia previa o tener referencias, pero el panorama actual, ¿cómo se puede pedir a los que tenemos titulaciones y acabamos de salir de la universidad experiencia previa si no hay demanda laboral?

Por este motivo, creo que uno de los puntos débiles de la teoría del Capital Humano es que es difícil realizar un cálculo preciso de la inversión en educación en dinero y en tiempo, especialmente a nivel individual. Asimismo, esta teoría da por hecho que hay un equilibrio constante entre la oferta y la demanda porque no tiene en cuenta los cambios económicos que pueden ocurrir.

Para terminar, otro aspecto que me gustaría señalar es que todo se mueve en base a lo económico, y la Constitución no iba a ser una excepción. En ella se establece que todos tenemos derecho a una educación, pero entonces, ¿qué ocurre con las personas que no dispongan de dinero para poder invertir en educación? ¿No tienen ese derecho? Como siempre los que tienen menores recursos económicos son los que salen perdiendo.

_

____________________________________________________________________________________________

FUENTES CONSULTADAS: