¿Adiós a la tiza y a los libros de texto?

Estándar

Como sabemos las tecnologías están presentes en todos los ámbitos de nuestra vida y la escuela no iba a ser una excepción. En las aulas podemos contar con herramienta de apoyo para la enseñanza y el aprendizaje: las pizarras digitales interactivas (PDI), y además, cada alumno cuenta con un ordenador portátil (proyecto 2.0 que comenté en entradas anteriores),

Luego, ¿acabarán desapareciendo de las aulas la pizarra tradicional y los libros de texto?

Bajo mi punto de vista, es cierto que los recursos tecnológicos tienen una gran importancia puesto y su utilización mejora el aprendizaje de los alumnos, no solo por el hecho de que comprenden mejor los contenidos, sino porque además están más atentos y motivados (algo que no podríamos conseguir si nuestra metodología se basara en emplear como único recurso el libro de texto).

No obstante, creo que las TIC no sustituirán del todo a los libros de texto; pero en el caso de la pizarra tradicional tengo mis dudas. Aún sigue habiendo muchos maestros, incluso jóvenes (lo que me sorprende aún más) que prefieren “utilizar la tiza” y dar la clase tradicional como todos conocemos donde el profesor “suelta su discurso”, los niños en silencio atienden y después realizan las actividades del libro.

Se supone que si somos partidarios de que la escuela y por lo tanto, nuestra intervención educativa, tiene que adaptarse a los tiempos que corren para no quedarse atrás, no queda de otra que incorporar en nuestra metodología los recursos tecnológicos.

Sin embargo, no se trata de cambiar unos recursos educativos (los libros de texto, la pizarra tradicional) por los tecnológicos, sino de formar a nuestros alumnos, prepararlos para que puedan adaptarse a la sociedad en la que viven utilizando recursos variados y motivadores para ellos.

De modo que el hecho de utilizar los recursos tecnológicos no quiere decir que dejemos de lado los libros de texto y viceversa. Considero que ambos recursos son complementarios y que están al servicio del aprendizaje del alumno; la clave es la forma en la que el maestro gestione y utilice esos recursos con el fin de sacarles el mayor partido posible.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s