¿Qué ha cambiado en educación? (Parte 1)

Estándar

Siempre que me hago esta pregunta no se muy bien cuál es la respuesta, lo que si se es que de un tiempo a esta parte ha habido un gran cambio, bajo mi punto de vista. Cuando yo iba al colegio y me castigaban, mis padres siempre me decían “algo habrás hecho para que tu profesora te castigue”, y sin embargo ahora, cuando castigamos a un niño, o le regañamos, los padres creen que tenemos “manía” a sus hijos y que por eso les castigamos. Creo que esto es la clave y no sé ni cómo ni en qué momento ha tenido lugar este gran cambio…

En estas viñetas podéis ver mejor a qué me refiero.

Quizás el problema sea de los padres, de la educación que dan a sus hijos. Es cierto que nosotros también tenemos esa gran responsabilidad, pero la pieza clave son las familias. Creo que estamos en una época en la que “todo vale”, “todo está permitido” y donde los niños tienen demasiadas cosas materiales que nosotros no teníamos cuando éramos niños, entre las que más destacan, las tecnologías. ¿Y cuál es el problema? El problema está cuando un niño que no cumple con sus obligaciones o responsabilidades (adecuadas a su edad) dispone de todo lo que el desea porque sus padres se lo han comprado aunque “no de un palo al agua”. Y sin querer, o queriendo (tengo mis dudas) los padres les están haciendo un flaco favor a sus hijos, enseñándoles una pésima lección: conseguir todo lo que quieran sin esfuerzo alguno.

Creo que uno de los principales motivos, si no el único, de ese cambio del que hablaba es que los padres no saben poner límites, ni a la hora de dar a sus hijos todo lo que desean ni en cuanto a su comportamiento. Ni tampoco saben decir que no. Más de una vez he visto a niños faltando al respeto incluso a su madre y al día siguiente verles con un móvil nuevo, ¡¿qué educación es esa?!

Y en relación con esto quiero poner una imagen que creo que todos, tanto padres, maestros, y toda la sociedad en general, deberíamos tener presente…

Creo que el deterioro que ha sufrido la educación es a consecuencia de lo que he mencionado anteriormente; los niños no tienen ningún tipo de límites y consiguen todo lo que quieren porque sus padres no saben decirles que no.

Por lo tanto, si queremos que la educación vaya por buen camino y no siga deteriorándose aún más, nuestra labor será enseñar a los padres a saber poner límites, disciplina y sobre todo, que se opongan de vez en cuando a los deseos de sus hijos, que sepan decir no, para que así sus hijos aprendan a que no todo se puede tener en esta vida y que si uno quiere conseguir algo tiene que esforzarse.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s