La Inteligencia Emocional

Estándar

Educar en emociones” es una estrategia con la que contamos para mejorar el clima de aprendizaje en el aula mediante el autoconocimiento y el uso correctos de emociones y sentimientos.

Tradicionalmente la enseñanza se ha caracterizado por ofrecer una gran cantidad de conocimientos conceptuales dejando de lado otros tan importantes, si no más, como los afectivos, que influyen notablemente en la forma de enseñar.

Desarrollar la inteligencia emocional para favorecer nuevos aprendizajes requiere que adoptemos un papel distinto al que venimos desempeñando, tenemos que ser mediadores, orientadores y motivadores emocionales, que seamos un referente a seguir, con el fin de ayudar a nuestros alumnos a crear un universo de valores, normas y sentimientos.

No obstante, en esta difícil tarea tenemos que lograr que el alumno “aprenda a aprender” no solo desde el conocimiento, sino también, desde las emociones.

Ambas facetas le posibilitarán saber controlar su propio aprendizaje, identificar sus puntos fuertes y débiles como estudiante, conocer en qué condiciones aprende mejor, asimilar las experiencias, ser flexible ante situaciones novedosas, superar las dificultades que se le presenten, admitir que no tienen todas las respuestas, y sobre todo, que estén dispuestos a indagar para adquirir nuevos conocimientos.

El reconocimiento de las competencias emocionales favorece las relaciones interpersonales, la colaboración, la intercomunicación y la creatividad. Es necesario explorar en la inteligencia emocional sus cinco habilidades:

  1. Autoconciencia-autoconocimiento: implica reconocer los propios estados de ánimo, los recursos y las intuiciones.
  2. Autorregulación-autocontrol: se refiere a controlar los propios estados de ánimo, impulsos y recursos.
  3. Automotivación: se refiere a las tendencias emocionales que guían o facilitan el cumplimiento de las metas establecidas desde uno mismo, no impuestas.
  4. Empatía: implica tener conciencia de los sentimientos, las necesidades y las preocupaciones de los otros.
  5. Destreza social: implica ser un experto en inducir respuestas deseadas en los otros y aprender las reglas sociales de expresión emocional.

¿Qué estrategias utilizamos cuando enseñamos con inteligencia emocional?

  • Cualquier contenido debe ser vivido por el alumno desde la emoción.
  • La utilización de preguntas y cuestionarios es un recurso, que lleva a la reflexión sobre el impacto emocional de un determinado conocimiento.
  • El uso de fotografías y escenas de la vida diaria.
  • El relato de textos literarios, ya que están llenos de situaciones emocionales.
  • Juegos de comunicación y expresión emocional.
  • Proyección de películas.
  • La imaginación como vehículo de descubrimiento.
  • El uso de mensajes publicitarios que dan oportunidad de reflexionar sobre el impacto emocional de las imágenes.
  • La música y la danza para educar la sensibilidad, educar en valores y desarrollar actitudes constructivas.
  • El aprendizaje cooperativo, cuando los alumnos aprenden juntos; en parejas o en pequeños grupos, el aprendizaje es más rápido, hay mejor retención y los alumnos se sienten positivos respecto a lo que aprenden.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s