Archivo de la categoría: Educación en valores

Educación Intercultural (Parte 2): Recursos

Estándar

En esta entrada os quiero presentar algunos de los muchos recursos que tenemos en la Red para trabajar, en las aulas y en los centros, la educación intercultural; no obstante, antes quisiera señalar algunos de los giros necesarios que el centro educativo debe dar, según Sánchez y Mesa (2002):

  • Comenzar a trabajar Educación Intercultural desde la etapa de Educación Infantil.
  • Implicación activa de todo el profesorado en la elaboración y desarrollo de estas actividades.
  • Introducirlas en las programaciones de aula, para que sea un trabajo continuo y permanente.
  • Contar con el apoyo de los especialistas en Orientación, especialmente a través de la inclusión de estas actividades en el Plan de Acción Tutorial.
  • Planificar acciones en las que intervenga toda la comunidad educativa.
  • Necesidad del trabajo en equipo del profesorado para lograr la efectividad de las actividades, para lo que se necesitan espacios adecuados de reunión y encuentro.

Cómo trabajar la interculturalidad en el aula de Infantil.

En las aulas nos encontramos con alumnos procedentes de diferentes países. Esta riqueza cultural conduce al desarrollo progresivo de la educación intercultural, siendo Internet un recurso que puede nos puede ser de gran ayuda.

Los rincones y la decoración del aula puede ser una buena forma de fomentar la interculturalidad, como por ejemplo:

  • A través del rincón del ordenador, podemos acercar a nuestros alumnos a la realización de actividades lúdicas y educativas con programas para trabajar el vocabulario en castellano. Podemos, también, utilizar Internet para sacar información sobre los lugares a los que pertenecen nuestros alumnos inmigrantes, la vestimenta, la gastronomía, etc.
  • En el rincón simbólico, se pueden llevar a cabo juegos de rol, así como realizar actividades o juegos típicos del lugar de procedencia de los niños inmigrantes y que ellos jueguen y practiquen los juegos típicos que realizan los niños de este país. Con esto, se pretende que ambos conozcan y aprendan de la otra cultura para que comiencen a respetarla y a mostrar interés por ella.
  • En el rincón de la biblioteca, además de disponer de los cuentos clásicos en castellano, podemos incluir cuentos tradicionales procedentes de la cultura de los alumnos inmigrantes en colaboración con los padres. De esta forma, conseguimos que el resto de alumnos conozcan cuentos nuevos y que los alumnos que se encuentran en desventaja social, se sientan más cómodos e integrados en clase.
  • En la decoración del aula podemos dedicar un espacio para imágenes o murales en los que se representen las diferentes culturas y países de procedencia de cada uno de nuestros alumnos, con el fin de conseguir un ambiente de igualdad, tolerancia y respeto por cada una de ellas.

Actividades concretas para trabajar la interculturalidad en Infantil.

A continuación, me gustaría señalar algunas de las muchas actividades que podemos realizar con los alumnos de Infantil.

  • Cuentos: a través de los cuentos fomentamos los valores (respeto, igualdad, compañerismo, tolerancia…)  desde diferentes perspectivas. Por ejemplo: “Cada uno es especial “o “Los cuatro amigos”, entre otros.
  • Gastronomía y vestimenta: en la que cada niño trae un plato típico de su cultura y vestidos con su traje típico. Luego, de forma individual, explican lo que sus padres y madres les ha contado, las tradiciones que se hacen en casa, etc.

  • Taller de manualidades: donde podemos crear juguetes, dibujos, murales, etc. de otras culturas y después exponerlos en el centro.

  • Canciones musicales: a través de nanas procedentes de diferentes culturas, por ejemplo, “Ea mi niño” (España), “Thulu-thu” (Sudáfrica), “Ala-Munama” (nana amazigh), “Nana popular” (flamenca), etc.
  • Celebrar el día de la Paz a través de varias actividades: escribiendo “paz” en diferentes idiomas; pintando, con las manos de los niños y niñas de pintura blanca, etc.
  • Juegos y bailes tradicionales. Realizando juegos tradicionales de los países de procedencia de los alumnos, como por ejemplo: “el corro de la patata”, “el patio de mi casa”, etc. Así como interpretar bailes típicos de cada país.
  • Celebrar la Navidad a través de las distintas fiestas culturales procedentes de los niños de nuestra clase. Por ejemplo, en el caso de un alumno de origen marroquí, celebramos la “Fiesta del Borrego” conociendo sus costumbres, su vestimenta, sus platos típicos, etc.
  • Rutina de acogida. Acogiendo, de manera individualizada a cada alumno, con abrazos y besos, mostrando actitudes de cariño, aceptación, simpatía, etc. De esta manera conseguimos que cada alumno se sienta aceptado e integrado al igual que el resto, en un ambiente acogedor, estimulador y tolerante.

Las dinámicas de grupo.

Son un recurso muy útil que nos permite trabajar muchísimos valores. Os presento tres ejemplos:

  1. ¿Me miro al espejo y qué veo? Esta actividad se puede realizar en parejas del mismo sexo o del sexo contrario. Consiste en que los niños se miren frente al espejo y que aprendan a ver las diferencias físicas que existen entre ellos, pero que a la vez observen y comprendan que son muy parecidos y que las diferencias no deben ser motivo de discriminación, superioridad o rechazo, sino algo normal.
  2. “Sé cómo te sientes”: sentados en círculo, preguntamos a los niños cómo se sienten en ese momento. Después, les propondremos que se imaginen cómo se sienten varios personajes en situaciones concretas como del tipo: Rosa no deja a Luis subirse al columpio, ¿Cómo se sentirá Luis?; Andrés invita a todos a su cumpleaños excepto a Abdul, ¿cómo se sentirá Abdul?; Pedro le ha dicho a Laura que es muy guapa, ¿cómo se sentirá Laura?, etc.
  3. “Un beso para ti, otro para ti”: ponemos música de fondo para que los niños bailen y se muevan libremente por el aula al ritmo de la música. Cuando se crucen con un niño tendrán que mirarle a los ojos y sonreírle. Luego tendrán que saludar con la mano a alguien que encuentren en su camino; y después, cuando se crucen con alguien tendrán que darle un besito o un abrazo. Por último, comentaremos cómo se han sentido.

Enlaces de interés.

En las estas páginas Web podéis encontrar un sin fin de recursos para trabajar la educación intercultural:

Educación Intercultural (Parte 1)

Estándar

La Educación Intercultural es un proceso educativo que propone un nuevo modelo de inclusión y de relación partiendo del conocimiento, la reflexión y el respeto, con el fin de:

  • Incrementar la equidad educativa.
  • Favorecer la comunicación y competencia interculturales.
  • Superar el racismo, discriminación y exclusión.
  • Apoyar el cambio social.

Los principios pedagógicos de la educación intercultural:

  1. Formación y fortalecimiento en la escuela y en la sociedad de los valores humanos de igualdad, respeto, tolerancia, pluralismo, cooperación y corresponsabilidad social.
  2. Reconocimiento del derecho personal de cada alumno a recibir la mejor educación diferenciada, con cuidado especial de la formación de su identidad personal.
  3. Reconocimiento positivo de las diversas culturas y lenguas y de su necesaria presencia y cultivo en la escuela.
  4. Atención a la diversidad y respeto a las diferencias, sin segregación y sin etiquetar ni definir a nadie en virtud de éstas.
  5. Lucha activa contra toda manifestación de racismo o discriminación.
  6. Intento de superación de los prejuicios y estereotipos.
  7. Mejora del éxito escolar y promoción de los alumnos de minoría étnicas.
  8. Comunicación activa e interrelación entre todos los alumnos.
  9. Gestión democrática y participación activa de los alumnos en las aulas y en el centro.
  10. Participación activa de los padres en la escuela e incremento de las relaciones positivas entre los diversos grupos étnicos.

A continuación os presento, mediante dos esquemas, las ideologías y los modelos educativos para dar respuesta a las minorías y al fenómeno de la inmigración en la escuela. ¿Cuál creéis que es el más apropiado?

Quisiera señalar algunas diferencias entre la educación compensatoria y la educación intercultural.

Educación
Compensatoria

Educación
Intercultural

Deben asumir nuestra cultura, lenguas,
costumbres, etc., sin respetar su cultura.

Integrarles como iguales, como uno más.

Los destinatarios son los que presentan
carencias educativas.

Los destinatarios son todos los miembros
de la comunidad educativa.

Les exigen los mismos conocimientos que
al resto: enseñanza niveladora, siendo separados del grupo de referencia.

Aprovecharnos de lo que sabe y realizar actividades donde participe todo el alumnado y el profesorado.

Y también, quisiera dejar claro que no es lo mismo el modelo multicultural y el intercultural; a pesar de que ambos tratan de facilitar el mantenimiento de la identidad y las características culturales y lingüísticas minoritarias rechazando cualquier intento asimilador, sólo el modelo intercultural favorece o promueve  las relaciones intergrupales entre los alumnos.

El modelo multicultural no favorece esas conexiones entre culturas diferentes, y por tanto, no promueve el intercambio comunicativo  ni el conocimiento entre ellas.

El papel del profesorado.

Debemos ser sensibles a las diferencias culturales y recibir información y formación suficientes que nos posibilite la competencia precisa para adaptar nuestra acción educativa a las necesidades individuales de nuestros alumnos.

De modo que resulta fundamental tener la formación adecuada para solucionar de forma satisfactoria los problemas que se presentan en los contextos escolares que asisten alumnos procedentes de diversas culturas.

Tenemos la increíble labor de:

  • Proporcionar información y estímulos ricos y variados desde el punto de vista cultural
  • Conocer, aceptar y cuestionarse los conocimientos, los valores, las percepciones y las convicciones… de las alumnas/os y del propio profesor/a, en la interrelación.
  • Propiciar conflicto cognitivo teniendo en cuenta diferentes referencias y situaciones culturales
  • Resaltar lo que tienen en común las distintas culturas
  • Establecer una relación afectiva positiva con el alumnado minoritario
  • Distribuir el éxito entre todo el alumnado
  • Confiar en la capacidad de aprendizaje del alumnado
  • Ayudar a los alumnos/as a tomar decisiones, resolver conflictos…
  • Superar el etiquetaje y los estereotipos en la labor de orientación
  • Aumentar las competencias comunicativas de todo el alumnado y del profesorado, no sólo del minoritario
  • Establecer un proceso de interacción basado en la comprensión y colaboración mutua entre la escuela y las familias

Próximamente, comentaré algunas actividades y dinámicas con las que podemos trabajar en el aula la interculturalidad.

La Inteligencia Emocional

Estándar

Educar en emociones” es una estrategia con la que contamos para mejorar el clima de aprendizaje en el aula mediante el autoconocimiento y el uso correctos de emociones y sentimientos.

Tradicionalmente la enseñanza se ha caracterizado por ofrecer una gran cantidad de conocimientos conceptuales dejando de lado otros tan importantes, si no más, como los afectivos, que influyen notablemente en la forma de enseñar.

Desarrollar la inteligencia emocional para favorecer nuevos aprendizajes requiere que adoptemos un papel distinto al que venimos desempeñando, tenemos que ser mediadores, orientadores y motivadores emocionales, que seamos un referente a seguir, con el fin de ayudar a nuestros alumnos a crear un universo de valores, normas y sentimientos.

No obstante, en esta difícil tarea tenemos que lograr que el alumno “aprenda a aprender” no solo desde el conocimiento, sino también, desde las emociones.

Ambas facetas le posibilitarán saber controlar su propio aprendizaje, identificar sus puntos fuertes y débiles como estudiante, conocer en qué condiciones aprende mejor, asimilar las experiencias, ser flexible ante situaciones novedosas, superar las dificultades que se le presenten, admitir que no tienen todas las respuestas, y sobre todo, que estén dispuestos a indagar para adquirir nuevos conocimientos.

El reconocimiento de las competencias emocionales favorece las relaciones interpersonales, la colaboración, la intercomunicación y la creatividad. Es necesario explorar en la inteligencia emocional sus cinco habilidades:

  1. Autoconciencia-autoconocimiento: implica reconocer los propios estados de ánimo, los recursos y las intuiciones.
  2. Autorregulación-autocontrol: se refiere a controlar los propios estados de ánimo, impulsos y recursos.
  3. Automotivación: se refiere a las tendencias emocionales que guían o facilitan el cumplimiento de las metas establecidas desde uno mismo, no impuestas.
  4. Empatía: implica tener conciencia de los sentimientos, las necesidades y las preocupaciones de los otros.
  5. Destreza social: implica ser un experto en inducir respuestas deseadas en los otros y aprender las reglas sociales de expresión emocional.

¿Qué estrategias utilizamos cuando enseñamos con inteligencia emocional?

  • Cualquier contenido debe ser vivido por el alumno desde la emoción.
  • La utilización de preguntas y cuestionarios es un recurso, que lleva a la reflexión sobre el impacto emocional de un determinado conocimiento.
  • El uso de fotografías y escenas de la vida diaria.
  • El relato de textos literarios, ya que están llenos de situaciones emocionales.
  • Juegos de comunicación y expresión emocional.
  • Proyección de películas.
  • La imaginación como vehículo de descubrimiento.
  • El uso de mensajes publicitarios que dan oportunidad de reflexionar sobre el impacto emocional de las imágenes.
  • La música y la danza para educar la sensibilidad, educar en valores y desarrollar actitudes constructivas.
  • El aprendizaje cooperativo, cuando los alumnos aprenden juntos; en parejas o en pequeños grupos, el aprendizaje es más rápido, hay mejor retención y los alumnos se sienten positivos respecto a lo que aprenden.

¿Por qué he incluido educación en valores?

Estándar

_

Porque creo que la educación no se basa en enseñar a los alumnos únicamente los contenidos de las áreas curriculares, sino que además debemos enseñarles a ser personas, inculcándoles una serie de valores. Educar en valores significa dar oportunidades a nuestros alumnos para que puedan elaborar de forma racional y autónoma unos principios que le permitan enfrentarse de forma crítica y eficaz a la realidad; y también, para que adquieran cualidades de su personalidad que se consideran deseables. Además, será importante también que desarrollen costumbres y comportamientos basados en el respeto, la solidaridad, la justicia y la cooperación, entre otros.

_

_

Vivimos en una sociedad que cambia constantemente y creo que algunos de esos cambios son a peor, ya que nos hemos dejado muchos valores por el camino, y además se ha producido un incremento notable de la violencia, del racismo y de la discriminación.

Este es otro de los motivos por los que creo necesario el trabajar la educación en valores con nuestros alumnos. Pero esta responsabilidad no es solo de las escuelas, sino también del conjunto de la sociedad.

Por lo tanto, la educación en valores es una necesidad. Su enseñanza y el aprendizaje deben formar parte del currículum escolar de una forma explícita, lo que parece que ha sido contemplado en nuestra reciente legislación educativa, primero en la LOGSE al  proponerlo como ejes transversales y actualmente en la LOE (Ley Orgánica de Educación), donde se establecen las siguientes referencias a la educación en valores:

  • En su Título Preliminar, Capítulo I, Artículo 1.c, señala entre los Principios de la educación: “La transmisión y puesta en práctica de valores que favorezcan la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia, así como que ayuden a superar cualquier tipo de discriminación”.
  • También, en el Capítulo I, Artículo 2.e, recoge entre los fines de la educación: “La formación para la paz, el respeto a los derechos humanos, la vida en común, la cohesión social, la cooperación y solidaridad entre los pueblos así como  la adquisición de valores que propicien el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente, en particular el valor de los espacios forestales y el desarrollo sostenible”.
  • Cuando hace referencia a los Principios Pedagógicos de la Educación Primaria (Artículo 19.2.) establece: “Sin perjuicio de su tratamiento específico en algunas de las áreas de la etapa […] la educación en valores se trabajarán en todas las áreas.”
  • Además, en su artículo 91, dentro de las funciones del profesorado se encuentra la de atender al desarrollo moral de su alumnado y el fomentar en los alumnos los valores de la ciudadanía democrática.

Por otro lado, el Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación infantil, contempla en sus  tres Áreas la educación en valores al desarrollar en su Anexo los objetivos y contenidos de cada una  de ellas. Asimismo incluye en el Artículo 3.e, entre los objetivos de la etapa: “Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos”.

Y por último, las competencias básicas también aluden a la educación en valores, en especial, la competencia social y ciudadana:

  • El conocimiento sobre la evolución y organización de las sociedades y sobre los rasgos y valores del sistema democrático.
  • Saber que los conflictos de valores e intereses forman parte de la convivencia, resolverlos con actitud constructiva y tomar decisiones con autonomía empleando, tanto los conocimientos sobre la sociedad como una escala de valores construida mediante la reflexión crítica y el diálogo.
  • Ser consciente de los valores del entorno, evaluarlos y reconstruirlos afectiva y racionalmente para crear progresivamente un sistema de valores propio y comportarse en coherencia con ellos al afrontar una decisión o un conflicto. Ello supone entender que no toda posición personal es ética si no está basada en el respeto a principios o valores universales como los que encierra la Declaración de los Derechos Humanos.
  • Forma parte de esta competencia el ejercicio de una ciudadanía activa e integradora que exige el conocimiento y comprensión de los valores en que se asientan los estados y sociedades democráticas, de sus fundamentos, modos de organización y funcionamiento. Esta competencia permite mostrar un comportamiento coherente con los valores democráticos, que a su vez conlleva disponer de habilidades como la toma de conciencia de los propios pensamientos, valores, sentimientos y acciones, y el control y autorregulación de los mismos.

De modo que… ¿Os queda alguna duda sobre la importancia que tiene educar en valores?